MAGREB

La Delegación para las relaciones con los países del Magreb trabaja conjuntamente con cinco países vecinos del norte de África – Argelia, Libia, Mauritania, Marruecos y Túnez – así como con la Unión Árabe del Magreb.
En esta Delegación interparlamentaria de la que soy miembro mantenemos reuniones periódicas con parlamentarios de los países en cuestión en las que podemos analizar la situación política, social y económica del país.
Por último, también formo parte de la Delegación de la Asamblea Parlamentaria de la Unión por el Mediterráneo. Se trata de una organización intergubernamental euromediterránea que reúne a todos los países de la UE y a 15 países del Mediterráneo meridional y oriental.
La Unión por el Mediterráneo trabaja efusivamente para lograr mayores niveles de integración y cooperación en todas las regiones a través de una metodología específica que ha arrojado resultados positivos en términos de diálogo político y la implementación de iniciativas regionales en las que los jóvenes juegan un papel clave.

EE.UU

Del mismo modo, a lo largo de esta IX legislatura, formaré parte de la Delegación encargada de las Relaciones con Estados Unidos (D-US).

Las relaciones entre el Parlamento y el Congreso de los EE. UU. se remontan a 1972. En 1999, sus relaciones fueron actualizadas e institucionalizadas con la creación del Diálogo Transatlántico de Legisladores (DTL), que reúne a diputados del Parlamento Europeo y a miembros de la Cámara de Representantes de los EE. UU. en dos reuniones interparlamentarias anuales que se celebran alternativamente en los EE. UU. y en Europa

A día de hoy, tanto los Estados Unidos como la Unión Europea se enfrentan a grandes desafíos y, es en este contexto incierto, donde la relacione entre ambos es más importante que nunca.

Si bien la Unión y los Estados Unidos no tienen la misma opinión acerca de determinadas cuestiones de política exterior, siguen siendo, el uno del otro, los aliados más importantes y fiables. Sus vínculos en materia de política exterior han perdurado pese a las cambiantes configuraciones políticas y las variaciones geoestratégicas en ambas partes. A lo largo de los años, han mantenido una estrecha cooperación, se han consultado mutuamente acerca de sus prioridades internacionales y han trabajado a menudo en pro de sus intereses comunes en foros multilaterales.