Durante estos cinco años de Legislatura, formaré parte de la Comisión de Industria, Investigación y Energía (ITRE) donde trabajamos en cuestiones relativas a política industrial, política de investigación y energética.

POLÍTICA INDUSTRIAL

La política industrial de la Unión tiene por objetivo aumentar la competitividad de la industria europea para que esta pueda mantener su papel impulsor en el crecimiento sostenible y del empleo en Europa. Tiene por fin instaurar unas condiciones marco que favorezcan la competitividad industrial. Asimismo, está bien integrada en otras políticas de la Unión, como las relacionadas con el comercio, el mercado interior, la investigación y la innovación, el empleo, la protección del medio ambiente y la salud pública. Está encaminada a acelerar la adaptación de la industria a los cambios estructurales, fomentar un entorno favorable a la iniciativa y al desarrollo de las empresas en el conjunto de la Unión y promover un entorno favorable a la cooperación entre empresas, así como favorecer un mejor aprovechamiento del potencial industrial de las políticas de innovación.

POLÍTICA DE INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO TECNOLÓGICO

Por otro lado, el objetivo de la política de investigación y desarrollo tecnológico de la Unión es fortalecer las bases científicas y tecnológicas de la industria europea y favorecer su competitividad internacional, mediante la realización de un espacio europeo de investigación en el que los investigadores, los conocimientos científicos y las tecnologías circulen libremente.
A su vez, está fuertemente ligada a la innovación, en relación a convertir los resultados de la investigación en servicios y productos nuevos y mejores, con el objetivo de seguir siendo competitivos en el mercado mundial y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos europeos. Lo que resulta fundamental para crear mejores puestos de trabajo y mejorar nuestra calidad de vida. La política de innovación es la interfaz entre la política en materia de investigación y desarrollo tecnológico y la política industrial, y busca crear un marco favorable para llevar las ideas al mercado.

POLÍTICA ENERGÉTICA

En cuanto a la política energética, las medidas de eficiencia energética se consideran cada vez más un medio no solo para conseguir un abastecimiento de energía sostenible, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, mejorar la seguridad del suministro y reducir los costes de las importaciones, sino también para fomentar la competitividad de la Unión. Por ello, la eficiencia energética es una de las prioridades estratégicas de la Unión de la Energía y la Unión fomenta el principio de «anteponer la eficiencia energética».